Inxilio -tres, dos, una

No comments yet

Tres años buscándola con vida y encontramos sus restos silenciosos,

tres décadas exigiendo justicia y encontramos impunidades y olvidos

trescientas veces pronunciando su nombre de mujer libre y encontramos su legado en la lucha.

dos ojos que se apagaron como miles otros

dos voces aún replican como eco en las tardes del exilio

doscientas sombras en la noche y no hay luz para ellas en las fronteras del derecho.

una vez les llevaron

una vez los borraron

una campana aún recuerda que les seguiremos buscando hasta encontrarlos.

ninguna voz será olvidada para siempre

ninguna mirada será ignorada en la injusticia

ninguna mañana mientras viva dejaré de mencionar sus nombres.

todas las alegrías juntas por las parcelas del amor,

todas las fuerzas unidas en la esperanza de una vida mejor

todas las manos firmes en la tierra para sembrar memoria.


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.