Ayotzinapa una vuelta al sol

 

Los estudiantes nos enseñan

que debemos exigir respuestas

y no aceptar informes oficiales

que protegen criminales.

Han creado un movimiento

que en todo el planeta reclama:

justicia y verdad

desde su prolongada ausencia.

Nos seguimos preguntando

dónde están esos maestros

que desde hace un año ya

fueron raptados.

El mal gobierno tiene miedo

de que sean hallados

insinúan con mentiras

que los han incinerado

y pretenden que con eso nos quedaremos callados.

Cuarenta y tres mil veces gritaremos los nombres

de quienes se han llevado

una noche de septiembre

del estado de Guerrero.

No han podido borrarlos

ni con terror, ni amenazas,

ni mentiras bien planeadas,

ni con sus guerras

y valores de papel,

ni con su muerte hecha ley,

ni con asesinos en cartel,

detendrán el movimiento hasta encontrarlos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.