Operación transmilenio

COMUNICADO

La Corte Interamericana de Derechos Humanos presentará el próximo lunes 18 de marzo su
sentencia en el caso que se ha llamado “miembros de la Corporación Colectivo de Abogados
José Alvear Restrepo.” Nosotras, extrabajadoras que se constituyeron en una representación
autónoma ante la Corte IDH esperamos que el fallo declare internacionalmente responsable al Estado
por graves violaciones a los derechos de las y los defensores de derechos humanos. Así mismo que
incorpore los elementos que agregamos en el sentido del litigio hacia el reconocimiento de:
1. Los ataques diferenciados contra las mujeres defensoras, la instrumentalización de
estereotipos de género para impedir su acceso a la justicia nacional e internacional, y
las consecuencias desproporcionadas de los hechos victimizantes en la vida de ellas.
2. El reconocimiento de que los ataques a las abogadas y abogados y sus familias tiene
efectos expansivos en las personas y organizaciones a las que representan
judicialmente o asesoran, en el acceso a la justicia de éstas, y en general en el estado de
derecho.
3. La desprotección laboral y de seguridad social que sufren la mayoría de personas que
defendiendo derechos humanos en Colombia, carecen de un reconocimiento específico
pese a la actividad de alto riesgo que desarrollan.
4. Las paradojas de los actuales mecanismos de protección duros que se ofrecen a las
personas defensoras en el país.
5. La ampliación del universo de víctimas a todas las personas que trabajaron para la
corporación en los diferentes periodos analizados, y sufrieron los impactos de la
persecución independientemente del tipo de contratación.
6. Que a través del caso la Corte establezca estándares interamericanos en relación a la
depuración de organismos criminales en el seno del estado, la protección integral de
defensora/es incluyendo la sustitución de discursos deslegitimantes por otros que
dignifiquen la labor de los derechos humanos, así como el reconocimiento dentro de ella,
del rol de las mujeres abogadas.
7. La impunidad existente en relación al uso ofensivo de la información arbitrariamente
recogida por medio de la inteligencia ilegal.
8. Convertir, con participación de las víctimas, la antigua sede del DAS en un lugar de
memoria y encuentro cultural que cuente la historia de vulneración a derechos humanos
de defensores y defensoras.
Teniendo en cuenta que sólo al conocer la sentencia sabremos qué tanto la Corte IDH escuchó
nuestras solicitudes, una vez leído el fallo, esta representación autónoma compartirá con la
comunidad y la opinión pública su perspectiva.
Agradecemos a quienes han acompañado este ejercicio de autorepresentación.
Bogotá Colombia, 15 de marzo de 2024.